Laboratorio Soluna

Azufre, mineral básico

El azufre es un mineral que forma parte de diversas estructuras del organismo humano, entre ellas la piel, el cabello y las uñas. El otoño, una época del año en que el cabello cae, las uñas se vuelven quebradizas y la piel se reseca, es una buen momento para acordarnos de él.

El azufre se encuentra en nuestro organismo en relativamente poca cantidad, pero sin él muchas de sus funciones se verían alteradas. Forma parte de lo que se ha dado en llamar oligoelementos (elementos principales).
 
En el cuerpo humano el azufre es el octavo elemento más abundante y el cuarto mineral en cantidad dentro de la composición corporal, indicando los estudios que sus niveles en el organismo disminuyen progresivamente con la edad.

Se considera que el azufre elemental no es esencial por si mismo, debido a que las necesidades del organismo se cubren a través del metabolismo de los aminoácidos azufrados Cisteína y Metionina obtenidos de la proteína de la dieta.

¿De dónde obtiene nuestro cuerpo el azufre?

Tal como hemos dicho, de los aminoácidos azufrados cisteína y metionina. La metionina es un aminoácido esencial y un precursor de una variedad de compuestos como la cisteína, la acetilcoenzima A, el ácido lipóico y la taurina. 

Papel del Azufre en nuestro organismo

La cisteína es uno de los componentes principales de la queratina, proteína que se encuentra en altas concentraciones en la piel, el pelo y las uñas, y les otorga elasticidad y resistencia. Además, la cisteína forma un tercio de la molécula antioxidante glutatión.

A los aminoácidos azufrados se les conoce la capacidad de estimular la síntesis de colágeno, el cual es el componente principal del tejido conectivo, incluyendo la piel.

También la tiamina y la biotina, dos vitaminas del complejo B, contienen azufre como parte de su estructura química. El azufre es, además, un importante mineral funcional, que actúa como un “estabilizador” para muchas proteínas en el cuerpo.

El azufre se almacena en todas las células corporales, encontrándose en concentraciones más elevadas en el cabello, la piel y las uñas. El exceso de azufre es eliminado por la orina y las heces.

Las principales aplicaciones potenciales del azufre son:

  • alergias
  • inmunorregulador
  • antiinflamatorio
  • antioxidante
  • artritis reumatoide
  • artrosis (osteoartitis)
  • lesiones deportivas
  • analgésico
  • salud del tejido conectivo
  • detoxificación
  • salud de pelo piel y uñas

¿Qué problemas provoca la falta de Azufre?

Las deficiencias severas de azufre son muy raras estando siempre relacionadas con dietas hipoproteicas que además excluyen las legumbres, el ajo y las cebollas, principales alimentos de origen vegetal ricos en este mineral.

Los signos y síntomas de su deficiencia son: uñas y cabellos débiles y quebradizos, problemas en las articulaciones, mayor tendencia a las infestaciones de la piel y aumento de la dificultad para detoxificar el cuerpo.

¿Qué alimentos contienen Azufre?

Se considera a los aminoácidos azufrados la principal fuente dietética de este elemento. Podemos encontrar estos aminoácidos en las proteínas de la carne, pescado, lácteos y cereales.

Existen asimismo otras fuentes de azufre en la dieta como, por ejemplo, ajos, cebollas, puerros, col , brócoli, coles de Bruselas, semillas de girasol, espárragos, pescados, frutas secas y legumbres.

Se ha de tener en cuenta que los aminoácidos azufrados son más abundantes en proteínas animales y en los cereales que en las legumbres. Asimismo, los suelos pobres en azufre son frecuentes en numerosas regiones del mundo, lo que podría provocar un déficit alimentario de este elemento.

Complementos nutricionales ricos en Azufre

Como suplemento dietético, son buenas fuentes los aminoácidos metionina, cisteína y el dipéptido cistina. En menor medida también contiene azufre el aminoácido taurina.

EL MSM (Metilsufonilmetano), es una de las formas más ricas de aportar azufre orgánico (conteniendo un 34% de azufre elemental).

Share This