Laboratorio Soluna

cropped-logo_new.png

UN CAMINO NATURAL

Click para Servicio al cliente /pedidos

(57) 310 428 6068 / (57) 311 630 3869

Plantas medicinales útiles para el sistema respiratorio

Nuestro aparato respiratorio está compuesto por fosas nasales, faringe, laringe, tráquea, bronquios, pulmones y alvéolos

Aunque sobra decir que respirar es vital, a veces parece que nos olvidamos de lo importante que es tener una buena higiene del aparato respiratorio y propiciar una respiración consciente por una buena oxigenación.

Los trastornos más comunes son: alergia asmática o rinitis estacional, sinusitis, asma, gripe, faringitis, sinusitis, amigdalitis, otitis, bronquitis, resfriado o tos.

Eucalipto:
El eucalipto es la planta más recomendable en cualquier afección respiratoria por ser expectorante (ayuda a expulsar el moco) y broncodilatador. Antiguamente se inhalaba el humo de eucalipto, por lo que se formaban cigarrillos de eucalipto para aliviar dolencias respiratorias.

Equinácea:
Tiene una gran poder inmunológico, protege el organismo mejorando la función de los leucocitos (defensas) y además es un extraordinario bactericida.Su uso más extendido es para tratar las enfermedades respiratorias típicas como gripe, resfriado, catarro, sinusitis, laringitis… elimina los síntomas de estas enfermedades ya que desinflama los cornetes nasales y es expectorante y a la vez ayuda al organismo a luchar contra el microorganismo que causa la enfermedad .

Propóleo:
El propóleo no es una planta, sino una sustancia obtenida por las abejas de las yemas de los árboles y que usan para evitar los hongos, bacterias y virus en la colmena a modo de antibiótico.
La mencionamos porque es un poderoso antibacteriano, y da muy buenos resultados en casos de faringitis, bronquitis, amigdalitis por su efecto antiinflamatorio, protector y analgésico.

Extracto de semilla de Pomelo:
Muy eficaz bactericida, antivírico y antifúngico. Tratamiento de gripe, bronquitis, otitis, gastroenteritis, parásitos, candidiasis e infección de orina. Además es un gran antiinflamatio y antioxidante muy rico en vitamina C, por lo que mejora el sistema inmune.

Pino:
Poderoso antiséptico, útil en caso de bronquitis, laringitis y gripe. Alivia los trastornos respiratorios.
La forma más recomendable de utilizar pino es en aceite esencial puro de cultivo ecológico

Menta:
La menta es ideal para casos, congestión nasal sinusitis o bronquitis. Produce un frescor inmediato con un efecto tónico que mejora la circulación de la sangre local, desinflamando los senos nasales que producen taponamiento y ayudando a expulsar el moco.

Se puede utilizar el aceite esencial puro y ecológico de menta para masajear pecho y espalda, así como realizar inhalaciones. Una sola gota aplicada localmente por encima de las cejas y a los lados de la nariz alivia la congestión y sinusitis. También se puede utilizar la planta seca en infusión.

Jengibre:
Estimula la función respiratoria. En infusión es un refuerzo inmunitario muy potente para la tos, los resfriados, la gripe y la irritación de garganta. Para estos fines es recomendable combinar el jengibre con limón fresco y miel.

Lavanda:
Tiene propiedades antiespasmódicas y antisépticas. Ayuda a combatir las infecciones y las previene, a la vez que relaja suavemente la musculatura y el sistema nervioso.
Se puede utilizar el aceite esencial puro y ecológico de menta para masajear pecho y espalda, así como realizar inhalaciones. Una sola gota aplicada localmente por encima de las cejas y a los lados de la nariz alivia la congestión y sinusitis. También se puede utilizar la planta seca en infusión

Share This