Laboratorio Soluna

cropped-logo_new.png

UN CAMINO NATURAL

Click para Servicio al cliente /pedidos

(57) 310 428 6068 / (57) 311 630 3869

Vitamina C Beneficios Desde Siempre

La vitamina C es uno de los antioxidantes tradicionales mejor establecidos que conocemos y, con el tiempo, se han demostrado claramente sus poderosos beneficios para la salud, especialmente para la prevención y tratamiento de las enfermedades infecciosas.

Un ejemplo perfecto del poder de curación de esta vitamina antioxidante es el suceso dramático de Allan Smith, quien contrajo un caso grave de gripe porcina y regresó del borde de la muerte gracias a una combinación de vitamina C intravenosa y oral.

Mientras que la mayoría de los animales tienen la capacidad de producir vitamina C internamente, tres especies no la tienen. Los conejillos de indias, los primates y los humanos deben obtener su vitamina C de sus alimentos.

La vitamina C realiza numerosas funciones en el cuerpo humano,1 entre las cuales se encuentra actuar como un cofactor esencial en las reacciones enzimáticas.

De esta forma, juega un papel en la producción corporal de colágeno, carnitina (que le ayuda al cuerpo a convertir la grasa en energía) y catecolaminas (hormonas que producen las glándulas suprarrenales).

El cuerpo también utiliza la vitamina C para curar las heridas, reparar y mantener la salud de los huesos y dientes y ayudar al cuerpo a absorber el hierro.

Al ser un poderoso antioxidante, la vitamina C también ayuda a prevenir el daño causado por los radicales libres. Con el tiempo, el daño por los radicales libres puede acelerar el envejecimiento y contribuir al desarrollo de las enfermedades cardíacas y otras condiciones de salud.

Es a través de este efecto antioxidante que se cree que la vitamina C podría jugar un papel en la protección de la salud cardiaca.

De acuerdo con el Dr. Balz Frei, investigador del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard, se renovó el interés en la vitamina C cuando se supo que muchas enfermedades degenerativas involucran la oxidación, «y es claro que la vitamina C puede prevenir eficientemente muchos de estos procesos de oxidación, ya que es un antioxidante muy fuerte», dice.

Un estudio grande de una década de duración, dirigido por el Dr. James Engstrom en UCLA, también encontró que los hombres que toman 800 mg de vitamina C al día –  más de 10 veces la CRD – tuvieron menos enfermedades cardíacas y vivieron hasta seis años más que aquellos que seguían la norma convencional de 60 mg al día.

Otro estudio,5 publicado en 1996 y que involucró a casi 11,200 personas mayores, encontró que las personas de la tercera edad que tomaron vitamina C y E de alta potencia redujeron su índice de mortalidad general en un 42 por ciento.

Los multivitamínicos «uno al día» de baja potencia no tuvieron efectos benéficos en la mortalidad. También, cerca de 40 estudios han mostrado que las personas que consumen una alimentación alta en vitamina C tienen una menor incidencia de cáncer.

Share This