Laboratorio Soluna

¿Cómo se reflejan en el estado de ánimo el mal funcionamiento de la tiroides?

La relación entre tiroides y estado de ánimo es muy estrecha. M. Bauer, T. Goetz, T. Glenn, psiquiatras de la Universidad de Dresden, nos revelan en un estudio que la interacción entre las enfermedades tiroideas y diversos trastornos psicológicos como la depresión o el estrés es muy significativa.

  • Las variaciones en los niveles de hormonas inciden de manera directa no solamente en el ámbito físico, sino también en el cognitivo y emocional. Por ello son igualmente importantes los síntomas psicológicos y alteraciones del estado de ánimo que producen.
  • De hecho, los trastornos psicológicos son el principal motivo por el que los pacientes con hipotiroidismo acuden a la consulta.
  • Entre sus quejas se encuentra una pérdida progresiva de la iniciativa y el interés debido a un enlentecimiento generalizado de los procesos mentales.
  • Eso hace que manifiesten problemas de memoria, deterioro intelectual, dificultades de atención y concentración (sobre todo en tareas de cálculo) y un pensamiento que definen como confuso. La tiroides es muy sensible a los estímulos psicológicos.

Por ello, los pacientes con una actividad baja tienen un estado de ánimo próximo a la tristeza, nostalgia, melancolía e incluso a la depresión.

En los casos más graves y que no han sido tratados adecuadamente, el trastorno puede derivar en demencia. Por su parte, el hipertiroidismo suele generar irritabilidad, nerviosismo, hiperactividad, impaciencia y cambios bruscos de humor.

Se asocia a un incremento de la ansiedad, agitación mental, labilidad emocional (lloran con facilidad y sin poder controlarse) y al insomnio. El caso es que, si no se atajan, pueden aparecer delirios y alucinaciones, así como problemas cardíacos, óseos, musculares y reproductivos muy serios.

Item added to cart.
0 items - $0
Share This